Packaging que inspira y atrae

El packaging no es solo una cubierta exterior para los productos; es una poderosa herramienta de comunicación y marketing que puede determinar el éxito o el fracaso de una venta. El producto o servicio está encapsulado en algo que lo envuelve y que lo define. El continente es protagonista y parte indispensable del contenido y se merece toda nuestra atención. Con la irrupción de las redes sociales y el auge de los vídeos de unboxing, el packaging ha vuelto a renacer, convirtiéndose en parte indispensable de cualquier producto.

En un mundo donde la primera impresión puede ser la última, el diseño de packaging efectivo y atractivo se convierte en una pieza fundamental de la estrategia de branding de cualquier empresa. Hoy exploraremos qué hace que un packaging sea excepcional, los tipos más populares de packaging utilizados por las marcas y algunos de los mejores ejemplos del mercado que están estableciendo nuevos estándares en la industria.

En este artículo, solamente hablaremos de packaging primario, es decir, aquel que está en contacto directo con el producto para protegerlo y facilitar su venta. Existen otros tipos de packaging, más centrados en la cadena de distribución para facilitar su transporte hasta los puntos de venta, como son el secundario y packaging terciario, del que hablaremos en otra ocasión.

¿Qué es el packaging y cómo detectar uno bueno?

El packaging es el arte y la ciencia de incorporar elementos visuales y funcionales en el embalaje de un producto. Su propósito va más allá de proteger el contenido; busca captar la atención, comunicar el valor de la marca y persuadir al consumidor. Un buen embalaje es aquel que logra equilibrar la estética con la funcionalidad, siendo capaz de:

  • Atraer la atención del consumidor en puntos de venta saturados.
  • Comunicar claramente qué es el producto, quién lo hace, y qué lo hace diferente.
  • Estimular las ventas al ser visualmente atractivo y fácil de usar.
  • Reflejar los valores de la marca, como sostenibilidad o lujo, a través de materiales y diseños.

Detectar un buen packaging implica evaluar su diseño, material, y la coherencia con la imagen de la marca. Los diseños innovadores y los materiales de calidad no solo protegen el producto, sino que también elevan la experiencia del usuario, incentivando incluso la lealtad hacia la marca.

En muchas ocasiones, el embalaje puede ser el catalizador en las decisiones de compra, ya que es lo que primero llama la atención. En algunos casos, a productos en igualdad de condiciones, un embalaje que resulte llamativo o que se alinee con los valores de los consumidores será lo que incline la balanza.

Tipos de packaging más usados

Si bien es cierto que hay muchos tipos de embalajes, la elección de uno u otro no debe ser una elección al azar. Este debe responder a la identidad corporativa definida por la marca y como parte de la estrategia de marketing definida.

Papel y cartón

El más común y versátil, utilizado desde alimentos hasta electrónicos. Es favorito por ser económico y sostenible. Permite transmitir una identidad visual fresca, moderna y respetuosa con el medio ambiente. La caja de cartón es, desde el punto de vista del packaging, el envase por excelencia y cada vez más usado entre las marcas.

El mejor packaging para tu producto
Cajas de cartón diseñadas en Colillas Branding para el Ajuntament de Sant Cugat para una acción de branding puntual.

Plástico

A pesar de las preocupaciones ambientales, el plástico sigue siendo popular por su durabilidad y capacidad de moldearse en formas diversas y atractivas. Es un producto que permite proteger al producto ante las adversidades climáticas, como el agua, y permite mostrar el interior. Gracias a la transparencia de este elemento, podemos mostrar el producto que queremos vender a los consumidores, lo que les facilita el análisis del producto, los materiales y la paleta de colores.

Vidrio

Usado principalmente en la industria de bebidas y cosméticos, el vidrio añade un toque de elegancia y es 100% reciclable, apelando a consumidores conscientes del medio ambiente. Este producto ofrece un extra de lujo y distinción, al ser más caro de producir y se puede llegar a convertir en una pieza de coleccionismo.

Metal

Latas y contenedores metálicos son comunes en alimentos y productos de alta gama, donde la protección y la estética son cruciales. En este siglo este producto se ha vuelto a poner muy de moda, ya que permite dar nuevos usos al contenedor.

Cada tipo de packaging tiene sus ventajas y aplicaciones específicas, dependiendo del producto y la imagen que la marca desea transmitir. La clave de una buena estrategia de marketing es definir aquel que mejor va al producto o servicio que queremos ofertar. También es importante definir qué valores se quieren transmitir a través del embalaje y qué usos queremos que se le dé a posteriori.

Los mejores packaging del mercado

En el mercado actual, algunas marcas han logrado destacarse por su enfoque innovador y creativo hacia el packaging.

  1. Apple: La simplicidad elegante de Apple en sus embalajes refleja su diseño de producto. Cada caja es un ícono de diseño minimalista que mejora la experiencia de desempaquetado.
  2. Coca-Cola: Con su distintiva botella «Contour», Coca-Cola ha creado uno de los packagings más reconocibles del mundo. La forma y el diseño facilitan el reconocimiento instantáneo y la conexión emocional.
  3. Lush: Lush utiliza packaging ecológico y minimizado, o incluso ninguno, destacando su compromiso con la sostenibilidad y diferenciándose en la industria cosmética. Además, ha conseguidor personalizar cada producto añadiendo etiquetas con el nombre de la persona que lo ha creado, dándole un toque de distinción y personalización a cada embalaje.
  4. Nike: La caja de zapatillas de Nike, con su diseño sencillo y el logo prominente, no solo protege el producto, sino que también funciona como una eficaz herramienta de marketing visual.

Grandes diseños salidos de Colillas Branding

Nuestro equipo de diseño y branding ha desarrollado grandes diseños de packaging que todavía continúan en el mercado. Hemos sabido adaptarnos a las necesidades de cada uno de nuestros clientes y ofrecer piezas funcionales, llamativas y duraderas.

Chocolates Torras

La chocolatera Torras decidió crear una nueva gama de productos de chocolate negro, que fueran veganos y con mezclas sorprendentes. Esta gama se llamó Organics y quería posicionarse como un producto natural y nuevo en el mercado.

Nuestros diseñadores crearon una línea de producto elegante y sencilla, que permitiera a los consumidores asociar los valores de natural y sano al producto que estaban comprando.

Les Taules

Un nuevo concepto de gastroburguer abrió en la conocida ciudad costera de Cambrils, y los responsables de este nuevo negocio confiaron en Colillas Branding para el desarrollo de toda su imagen de marca, incluida la línea de productos de embalaje de comida para llevar. Bolsas, cajas de cartón y vasos biodegradables inventados específicamente para contener todas sus delicias.

Packaging de marca con Colillas Branding

Estos ejemplos demuestran cómo un packaging cuidadosamente diseñado puede ser un vehículo poderoso para contar la historia de una marca, resaltar sus valores y enganchar a los consumidores a nivel emocional y sensorial.

El packaging es mucho más que una simple protección para los productos; es una declaración de la identidad de la marca y una invitación a los consumidores a una experiencia única. En la era digital de hoy, donde la competencia es feroz y los consumidores están más informados, un packaging innovador y atractivo es esencial para captar la atención y fomentar la fidelidad del cliente.

En Colillas Branding, entendemos la importancia del diseño de packaging y estamos aquí para conseguir crear un embalaje que enamore y atraiga a tu público. Si necesitas ayuda no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Compartir en: